La Bóveda Espiritual

     En el Espiritismo Venezolano, culto a los antepasados, a los difuntos. En ella se les honra, se les tiene presentes y se les pide ayuda para resolver las necesidades de esta vida e incluso para pedir por otros fallecidos. Representan el cordón espiritual de guías protectores.

    Se obtiene mediante preparación de un espiritista que ya haya sido coronado con su cuadro de guías o en misa espiritual. es un sitio de poder. Este altar representa un lugar de reunión de las energías de entidades de los familiares o amigos difuntos que trabajarán con las personas, o que por alguna razón serán convocadas. Este altar representa un espacio donde se concentra la espiritualidad representada por un conjunto de asistencias espirituales.

     Una Bóveda Espiritual  tiene como función principal servir de asiento a las fuerzas espirituales, que han sido destinadas por Dios para que, en este transito temporal por la vida, tengamos socorro y protección inmediata en todos los momentos.

Su función principal es la de proteger a su poseedor y ayudarle a resolver las circunstancias negativas que puedan influir en su vida. El requisito firme a tener encuentra cuando es la persona quien prepara su propia bóveda es que debe poner especial cuidado a que espíritu le dedica cada copa o vaso, ya que puede haber lugar a intrusiones de entidades del mas allá desconocidas y por tanto peligrosas.

 

     La bóveda espiritual debe ser entregada preferentemente por espiritistas coronados mediante la necesaria ceremonia de coronación o misa espiritual. Los paleros pueden coronar y entregarla también ya que su trabajo con los egguns les faculta para operar con ellos.

 

¿Qué es una bóveda espiritual?.

 

     Depende claro, de la línea de la casa religiosa o de santo de donde venga, pero generalmente por tradición y la función, basándonos en el refrán de Ikú lovi osha (el muerto parió al santo) lea Irete Kutan, los Oloshas o espiritistas (sobre todos los creyentes del espiritismo o los que sean médium) deben tener en sus casas una bóveda espiritual. Nace en el signo de 9-5 (osa oshe).

 

     Es un lugar místico, dónde se atienden a las almas tanto las de necesidades espirituales, como aquellas que fungen como protecciones individuales del médium. Es como una “Puerta Dimensional” por dónde fluye la energía de los espíritus o también hace función de “Receptáculo o Lugar Mágico de Protección”, porque tiene entre muchas funciones, la de absorber las malas energías que puedan entrar en nuestras vidas.

Posiciones de la Bóveda Espiritual

    Es fundamental conocer que dependiendo de la motivación que nos ha llevado a acudir a los guías espirituales, existen tres tipos de posicionamiento de la bóveda espiritual que nos serán de mayor utilidad para realizar nuestro trabajo. Las posiciones de la bóveda son tres:

Posición de Reposo

    En esta posición le estamos pidiendo a nuestros guías espirituales, que nos den protección y que cuiden también de nuestro hogar. Las flores que utilizamos deben ser blancas, en número: 3, 5 o 7. Aunque cualquier tipo de flores pueden servirnos, es recomendable utilizar azucenas, Nardos u otro tipo de flor olorosa, ya que transmiten una mayor espiritualidad. La vela con la que invocamos a nuestros guías espirituales para este trabajo es blanca.

Posición de Defensa

 La posición defensiva nos protege de enemigos y personas que quieren dañarnos. Con el objetivo de defendernos de estas personas, escribimos en un papel de traza o un papel en blanco el nombre de la persona 7 veces. Posteriormente, y de forma vertical, colocamos el nuestro por encima 9 veces. El papel se coloca debajo de la copa, dándole cuenta a nuestros guías espirituales de la situación. Esta posición puede mantenerse un máximo de 21 días. Tanto la vela como las flores serán de color blanco.

Posición de Ataque

  Para solicitar a nuestro guías espirituales que resuelva alguna situación o luchen contra una persona que nos está molestando, debemos utilizar la posición de ataque. Esta posición no puede utilizarse más de 9 días. Una vez transcurridos, devolveremos la bóveda a la posición de reposo. Si la situación no se ha resuelto en este tiempo, volveremos a situar a nuestros guías espirituales en posición de ataque, repitiendo el proceso hasta lograr el objetivo.

   En ataque las velas y flores que ponemos a la bóveda son rojas. Las flores en número 3, 7 o 9. Con respecto a la vela, debemos encenderla o a las 12 del día o de la noche.

Escribir comentario

Comentarios: 0