Domingo de Ramos: Inicia la Semana Santa.

El Domingo de Ramos, una importante fecha que da inicio a la Semana Santa.

 ¿Qué representa el Domingo de Ramos?

 

       Con el Domingo de Ramos empieza la Semana Santa. En este día recordamos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Este domingo resume los dos puntos fundamentales de la Pascua: La Pasión y Muerte de Cristo y su Resurrección gloriosa.

     La liturgia del Domingo de Ramos es una de las más intensas de la Semana Santa y del año litúrgico que junto con las del Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección forman las celebraciones principales del año. El Domingo de Ramos es un día alegre y triste a la vez. La liturgia del Domingo de Ramos comienza con la bendición de las palmas y ramas de olivo. Los sacerdotes entran en procesión (la cual suele ser más larga que lo habitual) a celebrar la Misa. El color de éste día es el rojo, que representa a Jesús como rey en su entrada triunfal en Jerusalén (el rojo es color de reyes) y la Pasión del Señor (el rojo es el color de la sangre), celebrándose ambas en éste día.

       La Biblia menciona que cuando Jesús llegó a Jerusalén, la ciudad más importante, para celebrar la pascua, Jesús les pidió a sus discípulos traer un burrito y lo montó.

     Había mucha gente (niños y adultos), algunos habían estado presentes en los milagros de Jesús y habían escuchado sus parábolas, lo esperaban para recibirlo como un rey, le cantaban cánticos y salmos, y lo alababan con palmas en las manos.

La gente tendía sus mantos por el camino y otros cortaban ramas de árboles alfombrando el paso. Los que iban delante y detrás de Jesús gritaban: “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!”. (Hosanna significa “¡viva!”).

 

                    Las palmas y los olivos

     De acuerdo a los Evangelios en el momento en que Jesús de Nazaret entró triunfalmente a Jerusalén, una gran multitud, llevando en las manos palmas y hojas de olivos, lo aclamaba como el Hijo de Dios.

     Estas dos plantas tenían un gran valor en los pueblos de medio oriente. De ellos obtenían pan, vino, vinagre y miel.

     De la palmera también obtenían fibras para tejidos y de los troncos, carbón para  los herreros.

      La palma era para el pueblo judío, símbolo de riqueza y fecundidad. La tradición cristiana celebra este momento el Domingo de Ramos reconociendo al Hijo de Dios como el que posee y da la verdadera riqueza que no acaba.

     Los ramos no son algo así como un talismán o un simple objeto bendito, sino el signo de la participación gozosa en el rito procesional, expresión de la fe de la Iglesia en Cristo, Mesías y Señor, que va hacia la muerte para la salvación de todos los hombres. Por eso, este domingo tiene un doble carácter, de gloria y de sufrimiento, que es lo propio del Misterio Pascual.

Venezuela

Todo está listo para celebrar el Domingo de Ramos. Una feligresía unida y animada limpió ayer los 550 cogollos de palma real que llegaron a la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá. 

“A pesar de que el año pasado recibimos 2 mil cogollos, esta vez los cortamos para cumplir con todos los fieles que nos acompañarán”, señaló Wendy Pérez, coordinadora de la parroquia. 

Un total de 150 miembros de los Servidores de María, el Comité de Damas y las Hijas de María dedicaron la mañana de ayer a “dejar las palmas bonitas”, tal como lo enseñó el anterior párroco, Eleuterio Cueva. 

El vicario parroquial, David Urdaneta, invitó a toda la iglesia católica a participar en las actividades de Semana Santa para rememorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. “Orar y encontrarnos como hermanos en este tiempo de reflexión es el mejor signo de la esperanza y reconciliación que tanto necesitamos en Venezuela”, dijo. 

Hoy, a las 6:30 am, iniciarán el cronograma con una procesión desde la plazoleta de la Virgen hasta el Monumento. Monseñor Ángel Caraballo, obispo auxiliar de Maracaibo, será el encargado de bendecir las palmas. 

La misa solemne será a las 7:00 am y también se harán eucaristías a las 9:30 am, 11:00 am, 5:00 pm y 6:30 pm. Esperan recibir a unos 5 mil creyentes. 

Otros templos de la capital zuliana, como la Catedral, no pudieron adquirir las ramas por las inundaciones registradas en los sembradíos de Machiques de Perijá. Sin embargo, instan a la comunidad a llevar cualquier planta para la celebración. “Lo importante es lo que representa el momento. De igual manera el padre realizará la bendición de las ramas”, acotó Allan Sillie, sacristán.

En este recinto arrancarán con el reparto y bendición de las palmas, a las 7:00 am. Y la misa solemne, presidida por monseñor Ubaldo Santana, será a las 8:00 am.

Fuente: El Panorama

Escribir comentario

Comentarios: 0