Feliz Nochebuena

   La Nochebuena se celebra el 24 de diciembre, víspera del día de Navidad (25 de diciembre). Es la celebración cristiana de la noche en que nació Jesús. Aunque las costumbres varían de unos países a otros, es bastante común una reunión familiar para cenar e intercambiarse regalos. Se considera como una fiesta de carácter cultural y familiar, ya que también se reúnen las familias aunque no haya celebración religiosa. Los testigos de Jehová no celebran esta festividad por considerarla de origen pagano.

Nochebuena en Venezuela

    En Venezuela se acostumbra a preparar las hallacas para la tradicional cena de Nochebuena, la cual se compone de hallacas, pan de jamón, pavo o pernil de cochino, jamón "planchado", ensalada de gallina (ensalada rusa con pechuga de gallina desmenuzada), vino o ponche crema; la mesa se adorna con quesos variados, avellanas, nueces, turrones, galletas (y golosinas variadas); Generalmente se amanece aún celebrando, y en algunas partes se pone la llamada Flor de Navidad.

     La mañana siempre es fresca, se siente un dejo alegre en el ambiente, un dejo de esperanza y de felicidad, es un aire ameno que avisa que comienza el día de la noche más bonita del año, sin duda hoy, la víspera de la Navidad, la Noche Buena, cuando las familias en Venezuela se reúnen y los amigos se encuentran, comparten regalos, disfrutan de música, degustan platos típicos y se desean felicidad.

    Las compras de última hora no se hacen esperar y llenan los negocios abiertos de clientes desesperados buscando algún vestido, comprando un detalle o adquiriendo un ramo de uvas. Así es la Navidad en Venezuela: una época de compartir la alegría del nacimiento del Niño Dios.

     Las casas dejan ver la alegría de las fiestas en cualquier detalle, quizá sacando sus pesebres, decorando el arbolito o preparando las hallacas. Hasta los más humildes organizan la mesa con sus mejores galas, alegres de celebrar la prosperidad, el amor y la paz que van acompañados de la alegría de la fecha.

Sabor, tradiciones e historia se adueñan de los hogares. La abuela cocinando, los niños conversando sobre lo que le pidieron a Santa o al Niño Dios, un amigo dando la grata sorpresa con su presencia o algún vecino preguntando si quedó pabilo para amarrar sus hallacas.

     El día pasa entre los ajetreos de la actividad culinaria, asegurando el vino, el ponche, pan de jamón, hallacas y ensalada de gallina. Para acompañar estos manjares es frecuente encontrar en la mesa un pernil de cerdo horneado y nunca faltan la torta negra, los turrones, nueces, avellanas, dulce de lechosa y el panetón. Todo acompañado de whisky, ponche crema, vino o champaña convirtiéndose en un festejo lujoso y que tiene como objeto unirlos a todos en una cena familiar.

Todos comen, hay una que otra lágrima en honor a un ser querido que partió bien sea al cielo o a tierras lejanas.

     Cuando está muy adentrada la noche los niños se acuestan, su primer y último pensamiento estará protagonizado por un mágico regalo que viene del cielo puede ser que de parte del Niño Jesús o de San Nicolás.

Es la magia de la Navidad, la época de las esperanzadas, las buenas intenciones y la fantasía.

Aunque muchos no creen que el Niño Jesús existe, la mayoría vive la Navidad como si fueran niños, intercambiando regalos, haciéndose obsequios propios y creyendo en una vida mejor.

      Las 12:00 de la noche son recibidas con el Niño Jesús puesto en ese espacio del pesebre que había entre las figuras de José y María durante todo el mes. Los adultos comparten anécdotas y deseos de felicidad, y se acuestan esperanzadas porque llegó la Navidad, los deseos que se cumplen, las ilusiones, el amor, las risas y el disfrute sea hacen espacio en los corazones. Es la oportunidad para el reencuentro, la ilusión, el perdón, los propósitos y la paz, emociones suficientes para dar y recibir.

Nochebuena en Mexico

     En México se acostumbra presentar pastorelas —obras teatrales en las que se representa el nacimiento de Jesús— a la que a veces se añaden toques cómicos y de actualidad política o social. También se celebran tradicionales posadas, en las que se muestra la peregrinación de María y José cantando letanías, se reza el rosario y posteriormente se rompen las piñatas. Esta fiesta se ameniza con ponche, buñuelos, tamales, además de que la cena suele ser platillos típicos o de la región también suelen entregarse aguinaldos rellenos de colaciones y frutas.

Nochebuena en Paraguay

     En Paraguay se acostumbra a colocar semanas antes de la Navidad el típico Pesebre paraguayo, se colocan cada una de las figuras, frutas, flor de coco, etc. Durante el día se han preparado comidas frías para compartirlas con la familia y se acostumbra a explotar petardos esperando el momento del nacimiento de Jesús.

iesta se ameniza con ponche, buñuelos, tamales, además de que la cena suele ser platillos típicos o de la región también suelen entregarse aguinaldos rellenos de colaciones y frutas.

Nochebuena en Suramérica

    En Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú, la costumbre es preparar desde días antes el "Nacimiento" o representación en figurillas del pesebre de Belén, con san José, María, los Reyes Magos, animales, pastores, plantas, luces de colores, etc. También se arma un árbol navideño decorado con bolas, guirnaldas, luces de colores, etc., a cuyos pies se colocan los regalos que serán intercambiados. El 24 de diciembre se hace una cena familiar con pavo de Nochebuena, puré de manzana, ensalada, panetón, chocolate caliente y espumante. Las familias católicas van a la Misa del Gallo (a las 23:00 h., generalmente). A medianoche se hace "nacer" al Niño Jesús, se cantan villancicos y las personas se obsequian regalos. Al día siguiente, 25 de diciembre, las familias se visitan en las casas y se comparte entre familia y amigos.

 

       En Ecuador es costumbre vestirse de viuda y pedir el aguinaldo con un muñeco de tamaño real que representa a un amigo o a un político que al final se quema. En México, los aguinaldos son chucherías y dulces que reparten durante las Posadas y la Nochebuena. En Bogotá (Colombia) juegan a los aguinaldos apostando pequeñas cantidades.

 

      En Argentina, la mesa familiar de Nochebuena está compuesta por torres de panqueques, carnes asadas, vitel toné, piononos, matambres rellenos, sándwiches de miga, ensaladas (mixta, rusa, Waldorf), etc. Durante la sobremesa, se suele servir helado, confites (de chocolate, avellanas, pasas), piononos dulces y frutas secas y abrillantadas. A la medianoche, se realiza un brindis, generalmente con sidra y/o champán. Luego, se disfruta de fuegos artificiales mientras que se abren los regalos debajo del árbol de Navidad.

Nochebuena en otros Países

      En Puerto Rico las familias y amiguero reúnen para celebrar, cantar parrandas y compartir comidas tradicionales como arroz con gandules, lechón asado y pasteles. Las fiestas a veces siguen hasta la madrugada. En Navidad la gente comúnmente descansa la trasnochada de Nochebuena. A la medianoche los católicos celebran la Misa del Gallo. Las personas van a la iglesia, los niños se visten de pastores y de figuras alegóricas al Nacimiento: la Virgen María, san José, el Niñito Jesús, los Tres Reyes Magos, etc. Es costumbre de dar aguinaldo por noche buena. Tradicionalmente se les regala a servidores públicos y privados: basureros, carteros, guardias, sirvientes, etc. significa regalo o propina o forma de felicitar la Navidad.

 

      En España la Nochebuena se suele celebrar en familia, que se reúne en una cena compuesta básicamente por mariscos, embutidos (sobre todo jamón y productos ibéricos) y algún que otro alimento que la familia considere especial y al finalizar la comida se comen turrones y las familias más animadas beben y cantan villancicos.

 

      En la República Dominicana es costumbre que los hijos viajen a casa de sus padres y abuelos, donde, reunidos, cenan el tradicional pollo horneado y el puerco en puya (cerdo empalado y asado), ensalada rusa y moro de guandules con coco, acompañado con lerenes, pasteles en hojas y frutas como manzanas, uvas, peras y nueces, además de pastelón de plátano maduro, lasaña y empanadillas; toda la cena se acompaña de vinos, dulces navideños y cerveza. Después de la reunión salen de casa en casa para compartir y juntarse con las viejas amistades compartiendo regalos y villancicos; todo como parte de la Nochebuena. En las casas no falta el árbol de Navidad, mientras que las ciudades y pueblos se adornan con muchas luces y son presentadas obras teatrales. En los parques se recrea el Nacimiento con actores que encarnan a pastores, magos que recorren las calles de los pueblos en busca del niño que ha nacido hasta llegar al pesebre, donde lo encuentran junto a María y José.

Mensaje del Pápa

“La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio, para oír la voz del Amor.” Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma. El pino de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida. Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida. La campaña de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir. Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad. Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor.

 

      La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor. Eres también los reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quien. La música de Navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti.

 

     El regalo de Navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano de todo ser humano. La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos. La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y restableces la paz, aun cuando sufras.

 

     La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado. Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones; tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne que establece el Reino dentro de ti. Una muy Feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad.

 

Pápa Francisco.

Escribir comentario

Comentarios: 0