El Negro Felipe (Ayakú)

Relata el historiador, abogado y periodista venezolano Manuel Vicente Magallanes en su libro: “Historia Política de Venezuela”, que una de las primeras rebeliones que se produjeron en suelo patrio  fue la protagonizada por el Negro Miguel en la llegada a Venezuela, vía Puerto Rico entre ochenta que llegaron de su raza.   El Negro Miguel, según el padre Aguada dice: “Fueron traídos a la española a mediados del siglo VI para que trabajaran en Buria”. El Negro Felipe, según investigadores independientemente del magnífico trabajo del historiador Manuel Vicente Magallanes, sobre el Negro Miguel, formó parte del elenco del destacado combatiente por la causa antiesclavista. El Negro Felipe, al igual que el Negro Miguel, formó parte de esa neo república que habría de edificar e imponer el imperio de la justicia en un mundo donde hubiera cabida para negros y blancos, hermanos como son por ser humanos e hijos de Dios.

   

     El Negro Miguel cuya historia es por demás interesante, en su lucha contra los blancos se organizó y formo un imperio ayudando por una bien formada figura de raza de color Llamada Giomar y de uno de sus colaboradores, El Negro Felipe, quien después de la muerte heroica del Rey Miguel se ocupó de reagrupar las fuerzas de su jefe para continuar la lucha contra la esclavitud desplegada con eficacia por Miguel. 

       El Negro Felipe viajó en las ijadas de su padre en la sentina de un barco negrero según la expresión del escritor mirandino Guido Acuña, en referencia a otro problema, pero encauzado en una acción de la más intricada causa racial.  El barco que trajo al Negro Felipe llegó del norte por vía Puerto Rico. Pero todos, sin embargo tenían su origen en el Continente negro de la candente África. Procentenares de años esta raza pura y bravía con toda su potencialidad vino a servir, desgraciadamente, a las peores causas como por ejemplo: la que se gestó para esclavizarlos.

 

     Hasta ese momento, nos referimos a la década de 1550 -1560, el Negro Felipe fue un ser anónimo, lo opacaban las hazañas del Negro Miguel. Al final, cuando ocurre la muerte del Rey, su imperio no se cae del todo porque el Negro Felipe trabaja para continuar la cusa.   No obstante la lucha fue incruenta y desigual y el Negro Felipe también sucumbe, aparentemente sin penas ni gloria.  Su cuerpo, sin embargo, desaparece misteriosamente y en torno a él se comenzaron a entretejer hazañas increíbles, cuentos insólitos y su figura comienza a tomar una dimensión legendaria y finalmente el mito copa por completo al Negro Felipe.

 

     El Negro Felipe es el segundo después de la Reina María Lionza en conformar las 3 potencias dentro del Espiritismo siendo él, el consejero principal de la Reina y  junto al Cacique Guaicaipuro el guardia, todo el santuario natural de la Serranía de Sorte, esa entidad espiritual se le enaltece todos los 18 de Diciembre siendo su cumpleaños, los hogares Venezolano donde se practican el culto se preparan para esta gran celebración después de la de Santa Bárbara. Su alma es invocada y el PODERODO NEGRO FELIPE, baja en los cajones, habla, aconseja, señala derrotas, cura y realiza toda clase  de actividades a través de connotados mediums y la forma corre en ese dilatado mundo del Espiritismo, en ese mundo sugestivo y subjetivo en el que la mente humana de todos los tiempos ha penetrado con huellas imborrables El Negro Felipe como bien sabemos fue un luchador por libertades aborigen y africano cuyo nombre verdadero es Ayakú; Él se presenta en los portales o en las embajadas espirituales en una condición embriagante el cual una vez encajonado pide su tabaco y su bebida. Una de las características más resaltantes de este espíritu en su vocablo, el cual todo lo conocemos como "Lololo Negro Felipe", "Lololo Coño hijos míos", el negro Felipe es una espiritualidad de mucho poder, los creyentes le piden por la salud, por el dinero y otro les agradecen por tantas cosas cumplidas.

Escribir comentario

Comentarios: 0