La Negra Juana Francisca Méndez

La Reina María Lionza, como Reina sabia y poderosa, dentro de sus mensajeros, ha incluido en su campo astral a la Negra Juana Francisca Méndez, Nacida en Chivacoa, muere el 12 de Octubre de 1847, cuyo apellido no es "Exótica ó la Gozona", pero puede el creyente ir hasta su tumba y corroborar lo que ha sido un tema controvertido, su verdadero nombre.

 

     Este espíritu, es bondadoso y sin pelos en la lengua para decirle sus verdades a las personas. Su capilla se encuentra en el cementerio municipal de Chivacoa, allí una humilde morada, a veces adornada con flores otras veces no, aguarda la llegada del creyente- peregrino.

      Por lo general, su tumba se ve alumbrada con luces que guardan celosamente las peticiones y en compañía de éstas se sirve un traguito de licor. Considera "milagrosa", la Negra Francisca recibe a sus hijos con alegría y resuelve cuando tiene que hacerlo.

     Sus ofrendas incluyen una copita de licor de canela, cigarrillos y flores si está a su alcance. Su color predilecto es el rojo. La Negra Francisca disfruta un buen repique de tambores, el cual suele bailar cadenciosamente con la falda arremangada, según sea el toque.

 

      A Nuestra negra le encanta bailar, reír, coquetear y echar broma bastante con los creyentes que asisten a sus embajadas, pero a la hora de ponerse seria es de temer y sobre todo cuando suelta la lengua hay que agarrarse porque te dice las cosas como son, es un espíritu de muy altas luces.

Escribir comentario

Comentarios: 0