¿Puede un espíritu incorporarse en varias materias a la vez?

     Sin duda, esta es una de las interrogantes que más discusión y controversia genera en el Culto de María Lionza, tanto en sus practicantes como en quienes desde afuera son testigos de esta creencia.


     Algunos de los seguidores del culto marialioncero, señalan que no es posible que un espíritu pueda estar presente en diversas materias al mismo tiempo, en lugares distintos y distantes.


     Otros por su parte, aseguran que un espíritu es energía y que por lo tanto tiene la capacidad de dividirse y trasladarse al lugar en donde lo necesiten,  así sea en múltiples sesiones a la misma vez. “Un halo de energía” que sale del espíritu, como nos diría en una oportunidad un marialioncero.


     Pero cuál es la verdad de este asunto que traspasa los límite de lo físico y que convierte en un tabú la incorporación de un mismo espíritu en distintas materias o médiums a la misma vez, para eso consultamos el libro “Los Secretos de María Lionza, I Parte” de la autora Rosario “Charo” Tovar, con años de trayectoria dentro del espiritismo marialioncero.


     “Charo”, como es conocida en el “mundo espiritual” explica en su obra que son muchos los que han llegado a pensar que si un espíritu está en una materia conversando o trabajando, no puede estar en ese mismo momento  en otra materia, en otro lugar cerca o distante.


       Por eso señala, que “hay que recordar que un espíritu es un torrente de energía, que se amplifica mucho más por el acumulativo de diversos elementos como la luz, la oración, la petición y las misas católicas que le depositemos a diario, hasta llegar a hacer resplandecer a ese espíritu como un sol”.


     Basada en su experiencia, “Charo”  relata que “al momento de ser invocado un espíritu para que posea a una materia, este solamente envía un rayo de su energía a la cabeza y pasa al cuerpo de ese médium, durmiendo su consciente y perdiendo además en el trance toda noción del momento y de su existencia física-terrenal “. Entonces automáticamente la materia cambia y adquiere la forma, aptitud y vocabulario de cómo fue ese espíritu durante su vida terrenal.


     Una vez se hace la invocación, explica Charo, el espíritu puede ser invocado por otros espiritistas de otros altares para trabajar y ayudar a quien lo necesite, de esa forma podrá estar en diferentes partes donde se le requiera.

Fuente: www.creenciasigloxxi.com

Escribir comentario

Comentarios: 0