Martes 13, el día del terror

     No pasar debajo de una escalera, ni casarte, evitar cruzarte con un gato, ni verte en un espejo roto, son algunas de las muchas cosas que los más supersticiosos huyen hacer un día como hoy: Martes 13.

      ¿Pero por qué esta fobia hacia un número y un día que parecen tan inofensivos? Resulta que en algunas culturas, ven este día lleno de mala suerte. En Estados Unidos por ejemplo, hay edificios que no tienen el piso trece, y si lo llegara a tener el mismo es identificado con cualquier cosa, menos con el temido trece.

      Una de las explicaciones señala que durante la Última Cena se encontraban trece personas en la misma, y posteriormente Jesucristo fue crucificado. Así mismo, los calendarios por ejemplo, tienen solo doce meses. En las cartas del Tarot, La Muerte es el número trece.

 

     Y si nos vamos un poco más a lo tenebroso del asunto, tenemos que El libro de las Revelaciones o Apocalipsis de San Juan es el último libro del Nuevo Testamento, allí en el capítulo número 13 se explica la llegada del Anticristo y a la Bestia. Y en la Cábala, se enumeran a los trece espíritus malignos.

 

      El susto se extiende a distintos sectores en todo el mundo, y es que es preferible omitir dicho número para evitar traer la desgracia. Los franceses, por ejemplo, nunca dan señas de una casa con el número trece. En Italia, las loterías lo omiten y en las líneas aéreas internacionales saltan ese número en las filas de asientos de los aviones.

 

¿Y el martes por qué?

     “Martes” es una palabra que deriva del nombre del planeta Marte, que en la Edad Media lo llamaban “el pequeño maléfico” y que significa voluntad, energía, tensión y agresividad.

 

     Marte es el dios de la guerra, por lo cual el día martes está regido por el planeta rojo, el de la destrucción, la sangre y la violencia.

Si usted es supersticioso, un martes 13, jamás se atreva a:

 

-No se case ni se embarque con ningún compromiso.

-No se mire en un espejo durante mucho tiempo, pues envejecerá.

-No rompa un espejo, pues tendrá siete años seguidos de mala suerte.

-No pase debajo de una escalera apoyada contra una pared, pues despertará a los espíritus del más allá.

-No se cruce con un gato negro.

-No empiece un nuevo proyecto.

-No se corte el pelo ni las uñas, para evitar sufrir de mala suerte en los negocios y el amor.

-No se le ocurra derramar sal.

-No se siente a comer con 13 personas a la mesa.

 

     Aunque esta creencia se extiende en el mundo, las connotaciones negativas que se le dan al martes 13 no tienen ninguna base científica, por lo cual se debe tener muy claro que sólo se trata de un mito.

Fuente: www.creenciasigloxxi.com

 


Escribir comentario

Comentarios: 0