El Ayuno en el Islam

El Ramadan

     Hay que saber que en el ayuno (Saum) hay una cualidad especial que no se encuentra en nada más. Y ésa es su conexión íntima, de tal forma que Él dice: "El ayuno (Saum) es para mí y yo lo premiaré." 

     Esta conexión es bastante para mostrar el gran beneficio de ayunar. De  hecho, el ayuno es sólo virtud por un concepto significativo: Es un medio de subyugar a los enemigos de Allah. Esto es porque el camino que los enemigos de Allah usan para desencaminar a los hombres es el del deseo. Y comiendo y bebiendo se fortalecen los deseos.   

     Hay muchos informes que indican los méritos de ayunar, y ellos son todo bien conocidos.  

     Los actos recomendados del ayuno son: Retardar la comida de antes del alba (suhur) y  apresurarse a romper el ayuno son actos preferibles.   

     También se recomienda generosidad para dar durante Ramadán, así como realizar buenas acciones y aumentar los actos de ayuda a los demás, tal como hacía el Mensajero de Allah (s.a.s.). 

     También se recomienda estudiar el Corán y realizar I`tikaaf (retiro en la mezquita) durante Ramadán, sobre todo en los últimos diez días. En los dos Saheehs, ` A'isha dijo:  

"Cuando llegaban los diez últimos días de Ramadán, el Profeta apretaba su cinturón (izaar), pasaba la en la practica del Salat (oración), y despertaba a su familia para el Salat." (Saheeh al-Bukhari) 

     Los estudiosos han mencionado dos puntos de vista sobre el significado de "apretar su cinturón":  El primero: Significa alejarse de las mujeres.  

     El segundo: Es una expresión que denota su diligencia realizando buenas acciones.  

También se dice que la razón para su esfuerzo en los últimos diez días de Ramadán era debido a su  búsqueda de Lailatul-Qadr (noche bendita).

      Una explicación de los secretos internos de ayunar y sus características:  

Hay tres niveles de ayuno: El ayuno general, el ayuno específico, y el ayuno más especial.  

     El ayuno general, es abstenerse del alimento y de los deseos más íntimos.  

     El ayuno específico es el refrenar la mirada, lengua, manos, pies, oídos y ojos, así como el resto de su cuerpo para apartarse de los actos que conlleven la aparición de los deseos.  

     En cuanto al ayuno más especial, es la abstención del corazón de su anhelo hacia los asuntos mundanos y los pensamientos que nos distancian de Allah, así como su (el corazón) la abstención de todas las cosas que Allah ha puesto en el mismo nivel.  

     De las características más claras del ayuno específico es el bajar la mirada y resguardar la lengua del discurso repulsivo, o que no tiene beneficio, así como controlar el resto de las partes del cuerpo.  En un hadiz (textos del Profeta) relatado por Al-Bukhari, se expresa lo siguiente:   

     "Todo aquel que no abandone el discurso falso y la acción que conlleva, no es necesario para Allah que deje de comer y beber." Otra característica del ayuno específico es el no llenarse en exceso con la comida durante la noche. Por el contrario,se debe comer en la medida justa.  

     Si se comiese hasta hartarse la primera parte de la noche,  no podríamos dedicar el resto de la noche al Dikry al Salat. De la misma manera, si se come hasta hartarse antes de suhoor (comida consumida a primera hora) no estaremos en muy buenas condiciones hasta la tarde, esto se debe al letargo que provoca el exceso de alimentación. Por consiguiente, el objetivo de ayunar desaparece debido al exceso en la alimentación, este objetivo de ayunar no es otro que paladear el sabor del hambre y abandonar los deseos.   

Fuente: altakwa.com.ve

Escribir comentario

Comentarios: 0