Muere el heroico Guerrero Guaicaipuro jéfe de los Pueblos originarios de nuestro territorio Venezolano

     El 5 de noviembre de 1568, es la fecha en que los historiadores señalan como el día en que murió el Cacique Guaicaipuro, líder de los pueblos indígenas y guerrero ganador de múltiples batallas contra la invasión europea.
     Guaicaipuro fue el cacique de Los Teques que dominaban las tierras de los hoy conocidos Altos Mirandinos y que tenía una notable influencia sobre las tribus de los alrededores, que iba por todo el valle de Caracas, lo que le permitió formar la mas poderosa fuerza militar de los pueblos originarios frente a la agresión y el saqueo de los españoles sobre nuestras tierras.

     Los más sanguinarios oficiales que enviaron los reyes a conquistar el territorio, padecieron décadas de férrea resistencia por parte de las tribus del centro costero, siendo la figura de Guaicaipuro la que mantenía la unidad de los guerreros.
     Sería la derrota de la Batalla de Maracapana, la que debilitaría el poder de los Caribes sobre el valle de Caracas y que fue estrechando el cerco contra Los Teques, quienes poseían un territorio ambicionado por los invasores, ya que había minas de oro. 
Guaicaipuro hasta su muerte, fue un guerrero, ya que no se doblegó ante el poder invasor y murió luchando, convirtiéndose en ejemplo eterno de la valentía de nuestros ancestros y el primero de los grandes libertadores de la Patria.

     Para 1562 Guaicaipuro dominaba todo el territorio de los pueblos de los Teques y los caracas, (actuales territorios del Área Metropolitana de Caracas y el estado Vargas), liberado del dominio español. Cuatro años después, enterado Guaicaipuro de que Diego de Losada avanzaba para restaurar la conquista española en el valle de los caracas, lo esperó al frente de 600 guerreros en la margen del río San Pedro, próximo a donde hoy llaman Las Adjuntas (Caracas). Allí se libró la llamada, por el historiador José Oviedo y Baños, batalla de San Pedro. Conocedor Losada del arrojo de Guaicaipuro, fue bien apertrechado con soldados veteranos que venían de los combates contra los moros (árabes), y con el apoyo de abundantes armas de fuego, perros amaestrados y caballos, saliendo vencedor el español. Guaicaipuro fue obligado a batirse en retirada a los altos de las montañas.

      La derrota no desmayó el espíritu de Guaicaipuro. Cuando Diego de Losada, en 1567, dio por fundada una ciudad en el valle de los caracas, Guaicaipuro formó una alianza con todos los caciques de los contornos. En las faldas del gran cerro donde asistieron Araguaire, Aributo, Baruta, Catia, Chacao, Guaicamacuto, Mamacuri, Naiguatá, Querequemare, Preopocunate, Uripita, Paramaconi, Urimare y Paramacay, entre otros, se acordó reunir un gran ejército para expulsar a Diego de Losada. Guaicaipuro prometió mil guerreros de su pueblo.

     La batalla se dio en las sabanas de Catia y se le llamó batalla de Maracapana. No concurrieron todos los ejércitos de los caciques comprometidos porque, cuando Paramaconi y Paramacay marchaban con sus guerreros al sitio de concentración, se encontraron inesperadamente con Alonso Galeas y 80 soldados españoles y, creyendo estar descubiertos, dieron marcha atrás. A pesar de esta circunstancia que provocó confusión en los guerreros, Guaicaipuro atacó a los españoles y no pudo vencerlos por la superioridad de las armas de fuego. Convencido Diego de Losada de que mientras viviera Guaicaipuro no sería dueño del valle de los caracas, dio órdenes de apresarlo y darle muerte a como diera lugar.

Escribir comentario

Comentarios: 0